PISO DESNIVELADO, ¡UN POSIBLE MUEBLE DESAJUSTADO!

Si tu piso se encuentra desnivelado, puedes seguir algunos consejos para evitar desajustes en el mueble. 

En Jamar conocemos muchos factores que pueden afectar la estabilidad de tus muebles provocando desajustes; uno de los principales, es que la superficie donde se ubiquen sea irregular o que se supere el peso máximo resistido por su estructura. Para garantizar la funcionalidad del mueble respecto a una correcta nivelación, contamos con un riguroso proceso de verificación.

PROCESO DE
NIVELACIÓN DEL MUEBLE

1. Inmediatamente después de la pintura y el tapizado, el mueble es ensamblado
y llevado a la zona de nivelación.

2. En nivelación, el mueble es colocado sobre una plataforma con superficie de vidrio.

3. Una vez se encuentra en la plataforma, el inspector rectifica que no exista ningún desnivel
en las patas del mueble que le provoque inestabilidad.

4. En caso de existir algún tipo de desnivel, el mueble es llevado a reparación y se repite
el proceso de nivelación hasta que esté perfectamente alineado.

5. Finalmente, luego del proceso de nivelado, el mueble estará listo para empaque y entrega.

CONSECUENCIAS DE UBICAR
EL MUEBLE EN UN PISO DESNIVELADO

Desajustes en la estructura del mueble causado por la inestabilidad. (Lee también: Una cama bien ajustada, durabilidad garantizada).

Daño en las patas del mueble, ya que el peso queda mal distribuido en la superficie.

Rompimiento del mueble o de alguna de sus piezas.

Ante esto, lo ideal es verificar que la superficie en la que se va a ubicar el mueble se encuentre totalmente lisa, te puedes ayudar con alguna herramienta u objeto recto que se coloque sobre el piso, para comprobar que no hay desnivel.

En caso que existan dudas sobre la nivelación del mueble, puedes utilizar una superficie plana donde se pueda comprobar su estabilidad.

¿QUÉ HACER PARA EVITAR
DESAJUSTES EN UN PISO DESNIVELADO?

1.

Al mover tus muebles, levántalos y no lo arrastres.

2.

Evita superar el peso máximo resistido por cada mueble, especificado en el manual de uso y cuidado.

3.

Distribuye uniformemente el peso de tus muebles, para no generar inestabilidad en la estructura.

4.

Realiza revisiones periódicas de tu piso para verificar que no tengas ninguna baldosa levantada, y así evitarás que tus muebles sufran daños

Para mayor información sobre el cuidado de tus salas, consulta aquí el manual de uso y cuidado.

¿Te resultó útil este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Compártelo con tus amigos.

WhatsApp
Facebook
Twitter